Graves anomalías en el plan PRIZA de la reconstrucción

En la construcción de redes eléctricas y de telecomunicaciones en Portoviejo y Bahía de Caráquez se incumplieron las especificaciones técnicas y los cronogramas de trabajo. Auditoría estableció que la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) no impuso multas por USD 6.4 millones y realizó pagos injustificados superiores a los USD 1.5 millones. Además, se instalaron tuberías no avaladas por el Ministerio de Energía.

La Contraloría General del Estado aprobó el informe del examen especial efectuado al soterramiento de redes de distribución en Bahía de Caráquez y Portoviejo, como parte del Plan de Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas (PRIZA), preparado para mitigar los efectos del terremoto del 16 de abril de 2016.

El informe de auditoría advierte que la construcción de redes subterráneas eléctricas y de comunicaciones en Portoviejo inició después de más de 200 días de la suscripción del contrato y entrega del anticipo al contratista. Los auditores señalan que, por estas circunstancias, la contratación no cumplió el propósito de solucionar y superar inmediatamente la situación de emergencia, ni se mejoró la calidad de vida de la población afectada por el evento sísmico.

El soterramiento en la capital manabita se efectuó utilizando una metodología no avalada por el Ministerio de Energía y Recursos No Renovables (MEER), en el Manual de Construcción de Distribución Eléctrica de Redes Subterráneas. Las perforaciones horizontales realizadas por la constructora resultaron ineficaces, no se ciñeron a lo dispuesto en los estudios y debió recurrirse a la excavación a cielo abierto. La constructora incumplió los términos de referencia al colocar un tipo de tubería utilizada para redes de agua potable.

Auditoría concluyó que los trabajos, por los cuales la CNEL pagó USD 1’559.678, no garantizan la durabilidad y correcto funcionamiento de los ductos, debido a que se vulneraron las características y especificaciones técnicas de la tubería. Además, se generaron inconvenientes constructivos y daños a la carpeta asfáltica por las excavaciones.

El informe del examen especial indica que la CNEL no aplicó 42 multas por USD 1’559.778 a la contratista, derivadas de incumplimientos de los términos de referencia, del cronograma valorado de la obra y por la entrega tardía de planillas.

Mientras tanto, en Bahía de Caráquez la instalación de redes subterráneas se llevó a cabo, injustificadamente, a través de un régimen de emergencia. El contrato se adjudicó a un consorcio que no contaba con la experiencia ni el personal técnico requerido para ejecutar los trabajos y se suscribió por un monto superior al presupuesto referencial determinado en los estudios.

Por la falta de experiencia del personal técnico, la CNEL no impuso multas por USD 2’089.828 a la constructora. Tampoco imputó sanciones por incumplimientos en el cronograma valorado de trabajo y desembolsó USD 337.333 por medidores eléctricos, concentradores de baja tensión y media tensión que no cumplieron con las especificaciones técnicas. La entidad pagó USD 589.621 por rubros eléctricos, de obra civil eléctrica y telecomunicaciones que no se ejecutaron ni cumplieron con las especificaciones técnicas.

Fuente: Contraloría General de la Nación – 22 de junio de 2021

Durante más de un año el centro de Portoviejo tiene esta imagen:

Sugerencias de otras entradas en este blog:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s